A veces los mejores tesoros vienen en pequeños paquetes, como es el caso de Bélgica. Localizado entre Francia, Alemania y Holanda, posee apenas 11 millones de habitantes.

Sin embargo, es el hogar de +400 estilos de cerveza y del mayor grupo cervecero del mundo. Indudablemente, un referente clave en el mercado de la cerveza artesanal.

¿Cómo un pequeño país se ha vuelto tan importante en el mundo de la cerveza? Te lo cuento todo, sigue leyendo…

 

 

História de la cerveza belga

 

La cerveza siempre ha estado presente en la cultura de la región, en parte debido a su geografía. Su historia empezó hace más de 2.000 años, cuando era conocida como Galia y estaba habitada por una mezcla de celtas y tribus germanas. 

Los romanos suelen llevarse el crédito por traer la cerveza al norte de Europa (55 a.C.), pero para entonces ya se elaboraba cervezas en Galia. Cuando el emperador Julio César conquistó la región (58 a.C.), se sorprendió con la fuerte bebida consumida por los habitantes de la zona.

Debido a que la zona posee un clima ideal para el cultivo de la cebada pero demasiado frío para cultivar uvas, tenía sentido que la cerveza fuera la elegida.

 

 

Influencias Cerveceras

 

Por su localización, ha sufrido influencias latinas y germánicas, entremezcladas en la región que se convertiría en Bélgica. Esto ha permitido que los cerveceros pudieran absorber lo mejor de ambas culturas.

Mientras los romanos han traído técnicas de elaboración de vino (una influencia visible en muchos estilos), las tribus germánicas han traído técnicas de cocción e ingredientes que transformaron las cervezas belgas en lo que conocemos hoy.

Los cerveceros de la región han continuado absorbiendo los ingredientes y técnicas traídas por conquistadores europeos, resistiendo a muchos de los estilos y leyes de su vecina Bavaria (ahora Alemania).

La Ley de Pureza de 1516 en Bavaria establecía que solamente cebada, agua y lúpulos podían ser usados en la elaboración de la cerveza. Sin embargo, en Bélgica los cerveceros continuaron experimentando con hierbas, especias y otros adjuntos. Cualquier ingrediente, desde café hasta una gran variedad de frutas, ha sido usado en la elaboración de cerveza.

 

 

Las innovaciones científicas y tecnológicas de la Revolución Industrial (1750 – 1900) impulsaron la descubierta y el aislamiento de la cepa de levadura.

Mientras algunos cerveceros empezaron a seleccionar y elaborar cerveza con levaduras específicas, otros eligieron seguir con las levaduras locales y la fermentación espontánea.

Han sido muchas de estos experimentos los que han hecho con que la cerveza belga se haya vuelto algo tan único. Posee más estilos específicos por región que cualquier otro país. También ha creado varios otros estilos de cerveza que, hasta el día de hoy, siguen siendo un claro referente nacional.

 

Las grandes cerveceras belgas

 

Además de ser el hogar de muchos estilos, Bélgica también posee las mayores compañías cerveceras del mundo. AB InBev, el gigante de la cerveza mundial, posee su sede central en la ciudad de Lovaina (Leuven), a poca distancia de Bruselas.

Algunos de los grandes nombres de la cerveza belga bajo el paraguas de AB InBev son Stella Artois, Hoegaarden y Leffe.

 

 

Principales estilos de cerveza

 

  • ABADÍA – Históricamente era elaborada por monjes, suelen ser fuertes debido a la gran carga de malta que llevan.

  • GOLDEN STRONG – Presenta un color dorado, espuma blanca densa y duradera. Su aroma es algo especiado con notas afrutadas, una característica típica belga. Es una cerveza altamente carbonatada y efervescente.

  • LAMBIC –  Elaborada con cepas de levaduras espontáneas presentes en la zona de Bruselas y Pajottenland. Es una cerveza de sabor ácido que puede ser almacenada durante años en barriles de madera.

  • SAISON – Cerveza de temporada estilo Ale Farmhouse, surgió en la zona francófona de Valonia y en algunas regiones agrícolas de Flanders. Ligera en color, baja en alcohol y con alta carbonatación. Se elaboraba para el consumo de los trabajadores del campo durante la temporada de trabajo.

  • WITBIER / BIÈRE BLANCHE – Cerveza de trigo con notas a cilantro y piel de naranja amarga. Es original de las zonas agrícolas del este de Bruselas y fue creada por los monjes de Hoegaarden hacia el año 1445. Después de su casi desaparición tras la II Guerra Mundial, el estilo ha sido revivido gracias al lechero Pierre Celis en 1966. 

Perfil del autor

Mister Cervecero
Mister Cervecero
Amante de la Cerveza Artesana por encima de todas las cosas.
Tienda online de Cerveza Artesana

mistercervecero.es